El paciente solo siente el pinchazo a la hora de poner la anestesia y el proceso de colocación de los implantes dentales es totalmente indoloro, gracias a ella. Lo más importante es seguir las indicaciones del implantólogo, que serán en función del tratamiento realizado.

Utilitzem galetes per ajudar a proporcionar la millor experiència possible a la web. En utilitzar aquest lloc, vostè accepta l'ús de galetes. Més informació