Es recomendable que después de una endodoncia no se coman alimentos difíciles de masticar, por lo menos durante una semana. Transcurrido ese tiempo se puede tratar el diente con endodoncia como los demás, manteniendo los cuidados e higiene habituales.

Utilitzem galetes per ajudar a proporcionar la millor experiència possible a la web. En utilitzar aquest lloc, vostè accepta l'ús de galetes. Més informació