Cuidado con la fruta muy ácida.

Los ácidos de las frutas (pulpa o zumos) y las bebidas carbonatadas no pudren los dientes, pero sí provocan desgaste (sobre todo en los cuellos expuestos) y sensibilidad dentinaria. Consulta con tu dentista sobre como protegerte.

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información