Una buena higiene bucal es clave para una correcta recuperación y prevención de infecciones.
Se deberán utilizar métodos que garanticen la máxima suavidad y confort de los tejidos blandos y áreas de cicatrización.
  • Cepillar los dientes siempre después de cada comida durante al menos 2 minutos con un cepillo específicamente diseñado para las necesidades de los periodos posquirúrgicos.
  • Completar la higiene con cepillos interdentales para garantizar la eliminación de placa.
  • Finalmente, para garantizar que se llega al 100% de la boca acaba con un enjuague antiséptico.
  •  Sigue una dieta saludable, rica en nutrientes esenciales y vitaminas y evita comidas picantes, azucaradas, saladas o muy calientes o frías.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies