La causa principal es el contacto prolongado y frecuente de los dientes del niño con bebidas y/o alimentos azucarados. Acostar al bebé con el biberón o dejar que lo utilice para calmarse como si fuera un chupete, puede facilitar la aparición de caries dental.  
La higiene bucal con productos con flúor adaptado a las necesidades de cada edad favorece un aumento de la resistencia a la caries.

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración