Si la persona es capaz de realizarlo por sí misma, es necesario respetar sus hábitos, pero corregirlos si son insuficientes.
  • Es importante cepillar los dientes después de cada comida.
  • No cepillar en dirección horizontal.
  • Completa con la limpieza interproximal mediante el uso de sedas o interdentales.
  • Finalmente, seca los labios y aplica hidratante labial para evitar irritaciones.
  • Supervisa el estado de las mucosas y la aparición de heridas, placas u otras lesiones.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies