Siempre informamos al paciente de los preparativos necesarios a tener en cuenta. 
Cuanto más fuerte y sano se encuentre nuestro organismo en general y nuestra salud bucal en particular, más difícil será que se desarrolle una infección, por lo que es recomendable seguir estos consejos:

  • En las semanas previas, extrema el cuidado de tu higiene bucodental, pues, cuanto más sana esté tu boca, mucho menor serán las posibilidades de que se produzca una infección.
  • Después de cada comida, cepíllate los dientes durante al menos 2 minutos y completa tu rutina con la limpieza de los espacios entre dientes usando sedas y cintas dentales.
  • Por la noche, con un enjuague antiséptico que inhibe la creación de placa y ayuda a prevenir la inflamación de las encía..
  • Recuerda llevar contigo un cepillo para las comidas que hagas fuera de casa.
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración