El paciente solo siente el pinchazo a la hora de poner la anestesia y el proceso de colocación de los implantes dentales es totalmente indoloro, gracias a ella. Lo más importante es seguir las indicaciones del implantólogo, que serán en función del tratamiento realizado.

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información