Si chupan el dedo con mucha fuerza puede ocasionar desví importante de sus dientes, fuera del sitio habitual.
   * Les gusta chupar porque les produce placer.
   * A largo plazo, puede deformar la arcada dentaria.
   * Educa, poco a poco, a tu hijo para que deje el hábito.
   * A partir de los 2 años, debe suprimirse.
   * Si no es posible, consulta al dentista. Él te ayudará.

 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies